El Parlamento de la UE ataca al Tribunal Supremo de los EEUU

By Stefano Gennarini, J.D. | June 16, 2022

NUEVA YORK, 17 de Junio (C-Fam) El Parlamento Europeo ha adoptado una resolución atacando al Tribunal Supremo de los EEUU y los esfuerzos de los americanos pro-vida para anular el régimen federal del aborto en los Estados Unidos.

La resolución adoptada por el Parlamento de la UE la semana pasada llama a la posible revocación de la decisión de 1973 que impuso el aborto a petición a través de todos los cincuenta estados de EEUU “el resultado más perjudicial para los derechos del aborto”.

La resolución no sólo condena al Tribunal Supremo de los EEUU, sino que también urge a la Unión Europea a interferir en la política de los EEUU mediante la financiación de grupos del lobby de aborto en EEUU, como Planned Parenthood, que están “promoviendo y proporcionando derechos y salud reproductiva y sexual en el país, como una expresión de su inquebrantable compromiso con estos derechos”.

Citando el borrador filtrado de la decisión de la Corte Suprema en el Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization revelado por Politico en Mayo, la resolución advierte que revocar Roe v. Wade tendría consecuencias negativas para los derechos del aborto en todo el mundo porque los países “fuertemente dependientes de la ayuda de los EEUU” dejarían de apoyar el aborto.

La resolución pide al Presidente de los EEUU Joe Biden y gobiernos estatales ignorar la decisión de la Corte Suprema de los EEUU y usar sus poderes para “eliminar todas las barreras a los servicios del aborto” incluyendo el consentimiento parental o su notificación, periodos de espera y autorizaciones médicas o judiciales.

La resolución reclama que el aborto es un “derecho fundamental” y un “elemento esencial” del cuidado de la salud citando las opiniones no vinculantes de los organismos de derechos humanos de la ONU y expertos  de la Organización Mundial de la Salud, y condena las leyes Federales y Estatales que permiten a los doctores y enfermeras la objeción a ejecutar abortos “por motivos de religión o conciencia”.

La Ministra de Género francés, Isabelle Rome, llamó a que la maquinaria diplomática de la UE haga todo lo que sea posible para promover los derechos del aborto. Representando al Consejo de la UE en el debate de la resolución en el Parlamento Europeo la pasada semana, ella dijo que la denegación del aborto era “indiscutiblemente una forma de violencia de género”.

Representando a la poderosa comisión de la UE, Valdis Dombrovskis de Letonia prometió que la Unión Europea continuaría promoviendo el aborto por todo el mundo.

“La UE sigue comprometida con ser un líder en salud y derechos sexuales y reproductivos, una parte esencial de hacer realidad los derechos humanos”, dijo, “prometiendo continuar trabajando con los principales socios globales del sector del aborto y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

“Esto es completamente enfermizo”, dijo Arba Kokalari de Suecia refiriéndose al Tribunal Supremo de los EEUU.

Hablando en nombre del Partido Popular Europeo, el grupo de centro-derecha y el mayor en el Parlamento de la UE, la política sueca enfatizó, “El derecho al aborto es un asunto de libertad y es absolutamente crucial para la oportunidad de todas las mujeres a dar forma a sus vidas como deseen”.

La resolución se aprobó con 425 votos a favor y solamente 122 en contra. Unos pocos Parlamentarios pro-vida hicieron oír sus voces durante un debate prolongado y alborotado donde los partidarios del aborto dominaron la conversación.

“Lo que está pasando aquí es una enorme irregularidad”, dijo Margarita de la Pisa Carrión en nombre del Grupo de Conservadores Europeos (ECR). “¿Qué estáis intentando hacer? ¿Asumir la jurisdicción de los EEUU? ¿Ilícitamente interferir en la legislación democrática? Es vergonzoso y desacreditador para esta institución”.

El aborto no está dentro de las competencias de la Unión Europea, pero la Comisión y el Parlamento de la UE sistemáticamente violan esta norma.