El Pacto Global sobre Migraciones se tambalea de cara a su aprobación

By Stefano Gennarini, J.D. | August 3, 2018

NUEVA YORK, 3 de agosto (C-Fam) Con una sensación de inquietud y temor los países recibieron la llegada de un nuevo acuerdo en la sede de la ONU el mes pasado.

“Constatamoss que el multilateralismo está muy vivo”, sentenció el presidente de la Asamblea General Miroslav Lajčák, como embajadores y delegados saludaron el final de las negociaciones para el Pacto Global por una migración segura, ordenada y regularizada, siendo el primer marco internacional que se ha realizado para gestionar la migración.

En lo que indudablemente pretendía ser una censura a la administración Trump, se trasladó desde el multilateralismo hacia el creciente foco de interés sobre la diplomacia bilateral, varios estados se hicieron eco de las manifestaciones de Lajčák sobre el multilateralismo y sobre el alcance histórico que tendría el acuerdo.

Aunque el acuerdo se ve claramente favorable con respecto a una ligera aproximación al control de las fronteras, Lajčák fue insistente en que “no animaba a la emigración” sino que,  en cambio, procuraba el “equilibrio correcto entre los derechos de las personas y la soberanía de los estados”.

El ministro de exteriores húngaro, Peter Szijjarto que estuvo presente en las negociaciones finales estaba en desacuerdo diciendo que el tratado contenía muchos elementos que potenciaban la migración, incluyendo la noción de un derecho humano a emigrar.

“No pensamos que nadie tenga un derecho de elegir un país como un destino”, dijo, añadiendo que para los húngaros la migración era esencialmente un asunto de seguridad y no de derechos humanos.

El acuerdo compromete a los países a proveer a los inmigrantes unos servicios sociales mínimos y seguridad social, así como cooperación entre los estados para facilitar la migración y la repatriación, la reunificación familiar, y luchar contra el tráfico humano. Posibilita también la capacidad de construir mecanismos dentro de las Naciones Unidas y un procedimiento para hacer un seguimiento del acuerdo cada cuatro años en la Asamblea General.

Visiblemente ausente del acuerdo se aprecia un compromiso con “la salud sexual y reproductiva”, un término que ha llegado a estar omnipresente en los acuerdos recientes de la ONU, pero no se menciona, al menos expresamente, como parte de las previsions de salud básica previstas en el tratado. El pacto, sin embargo, da largas a los burócratas internacionales y sugiere a los países seguir una guía de la Organización Mundial de la Salud que incluye la salud sexual y reproductiva como un componente básico del bienestar de los inmigrantes.

El alegato de Lajčák en favor del multilateralismo es de lo más comprensible dado que él procede  de Eslovaquia, un país que es parte del Visegrad Group a lo largo de Polonia, Hungría, la República Checha y Austria. Uno de los objetivos del grupo es reforzar las fronteras en desafío a los dictados germanos que llegan a través de la Comisión Europea. Sería embarazoso si el acuerdo por el que él trabajó tan duramente fuera rechazado por su propio país.

El acuerdo es altamente controvertido porque la migración no es solo un asunto políticamente sensible, es también una de las prerrogativas soberanas que son valoradas por muchos para estar en su cumbre. En el derecho internacional el control de las fronteras es un atributo definitorio de soberanía. Varios estados indicaron el mes pasado que deberían estudiar el acuerdo cuidadosamente antes de tomar una decision final sobre su adopción.

Incluso aunque el tratado es solo politico y no es vinculante para los estados, los EE.UU. se retiraron de las negociaciones del Pacto Global el pasado diciembre. El mes pasado, Hungría y Australia anunciaron que no se sumarán al acuerdo, vapuleado por la aceptación oficial de la que fue objeto en una cumbre global en Marraquesh en diciembre. En referencia a su decisión, los estados pueden acordar sumarse al tratado en una fecha posterior cuando una dinámica política diferente pudiera favorecer que se unieran a dicho tratado.