Los Santos niños de Fátima traen su mensaje a Washington, DC

By Marianna Orlandi, Ph.D. | September 22, 2017

WASHINGTON, Septiembre 22 (C-Fam) La primera visita de la Imagen Peregrina de Fátima de la ONU a la capital estadounidense la semana pasada le recordó a los Washingtonianos que lapolítica exige principios y líderes de principios.

La Imagen Peregrina de Fátima de las Naciones Unidas pasó dos días en el Santuario de San Juan Pablo II, acompañada por las reliquias de dos de los niños videntes recientemente canonizados, Santos Jacinta y Francisco Marto; así como por una pieza del árbol donde sucedieron las apariciones de 1917. La estatua atrajo a cientos de peregrinos y se realizó un panel de expertos, para demostrar las conexiones históricas y contemporáneas entre la geopolítica y las políticas sociales internacionales sobre la vida, el matrimonio y la familia .

Dr. Susan Yoshihara de C-Fam, quien organizo la visita y el panel, hizo hincapié en la forma en que los hombres de fe han influenciado el el discurso político. Recordó los esfuerzos políticos de la Conferencia de El Cairo 1994,  que impidieron la creación de un derecho internacional al aborto. Dijo que los estadounidenses encargados  de la política exterior pueden y deben abordar el sufrimiento del pueblo chino bajo un régimen comunista, donde “las mujeres [son] obligadas a abortar o abandonar a sus bebecitas preciosas por  decenas de millones .”

“La lección de Fátima”, dijo Yoshihara, “es el papel de los valores en el cambio de la historia.Fátima es una lección que nuestros líderes actuales puede aprender y utilizar, así como lo hicieron Juan Pablo el Grande y Ronald Reagan”, dijo.

El profesor Paul Kengor, autor de un Papa y un Presidente ,  comparte los detalles de la histórica relación entre el presidente estadounidense Reagan y el Papa polaco.El profesor del Grove City College se centró en sus esfuerzos conjuntos para derrotar al comunismo soviético, y mostró como fueronguiados por las luces de Fátima.

Como Kengor ha señalado,la admiración de Reagan por el Papa estaba vinculada en parte por su veneración a Fátima, a quien el Papa le atribuyó su supervivencia del atentado de muerte de 1981. El entendimiento de Reagan sobre el mensaje central de Fátima,fue aún más profundo, dijo Kengor,como lo revela  un discurso que dio al Congreso portugués, en 1985.

“En las oraciones de la gente sencilla de las que hay en todas partes, gente sencilla como los hijos de Fátima, allí reside más poder que en todos los grandes ejércitos y estadistas del mundo”, dijo Reagan.

El presidente de C-Fam Austin Ruse  hizo eco del mensaje, al presentar su libro, Las pequeñas almas que sufren .Ruse se conmovio hasta las lágrimas, al contar historias de los niños cuyo sufrimiento genera milagros a su alrededor, incluso en Washington DC.Ellos “nos llevan a Cristo,” dijo, “al igual que lo hicieron Marta, Jacinto, y Lucía.”“Todos ellos sufrieron mucho”, mencionó, pero no lo hicieron  sin razón.

Hablando de parte de los niños más pobres y olvidados, el Padre Albert Shuyaka  del Congo, habló sobre  “la guerra mundial de África”, un largo conflicto que ha cobrado más de cinco millones de vidas.

Condenó los esfuerzos internacionales para destruir los valores pro-vida y pro-familia del pueblo africano . Denunció la recientes burla expresada por presidente francés Macron, quién sugiere que “las mujeres africanas son “incivilizadas”,  por tener muchos hijos.

Pidió precaución al otorgar apoyo a los grupos de planificación familiar, que “vienen a Congo y reparten anticonceptivos de inyección a las mujeres.”“Estos grupos no se dan cuenta que vienen a un país donde las agujas son conductores de transmisión del VIH”, dijo dramáticamente.“¡Los niños en África mueren de malaria!,” denunció.

El padre Shuyaka liderea una organización que otorga asistencia sanitaria básica,  salud materno-infantil, agua potable y ropa a las mujeres durante el parto. Este proyecto es en gran parte financiado por donantes generosos de los Estados Unidos.

Traducción: Marcela Palos